¿Cómo detectar y evitar el golpe de calor en perros?

¿Cómo detectar y evitar el golpe de calor en perros?

A estas alturas del año el frío ya está cediendo y el calor se hace notar cada vez más. Estas pueden no ser tan buenas noticias para tu amigo de cuatro patas, pues la manera en que su cuerpo procesa el calor es diferente que la de los humanos. Es por esto que, para evitar golpes de calor en tu can, debes saber bajo qué condiciones suelen ocurrir.

Un golpe de calor es un trastorno físico que genera aumento de calor en el cuerpo del perro y es provocado por la exposición a altas temperaturas. Ya que los perros controlan su temperatura corporal a través del jadeo y sólo cuentan con sus almohadillas para liberar sudor, es preferible no someterlos a condiciones climáticas extremas.

En caso de que tu can tenga un golpe de calor es mejor que estés preparado. A continuación te decimos algunas cosas básicas que tienes que saber al respecto.

¿Cómo detectar un golpe de calor?

Lo primero es saber si está pasando. Las señales para detectarlo son:

-Aceleración del ritmo cardiaco.

-Jadeos más acelerados de lo normal o con saliva.

-Respiración rápida y nerviosa.

-Aumento de su temperatura corporal.

-Temblores repentinos, músculos débiles y falta de equilibrio debido a la disminución de los niveles de azúcar y sales en su sangre.

-Vómito o diarrea.

En ocasiones los daños son más severos y causan hemorragia, insuficiencia renal, daño cerebral e incluso la muerte.

¿Cómo evitarlo?

-Tener siempre agua: Mantenerlos hidratados es esencial pues este líquido ayuda a hacerle frente al calor al nivelar los niveles de temperatura corporal a través de la sudoración.

-Busca la sombra: Intenta evitar las horas en las que el sol está en su punto máximo (de las 11 de la mañana a las 3 de la tarde). Así que tu amigo preferirá un paseo por las mañanas o por las noches, especialmente en estaciones como primavera y verano. De cualquier manera, en cada paseo intenta buscar los espacios con sombra producida por árboles o edificios.

-Recortar su cabello: Si bien no es una solución definitiva, ayudará un poco a disminuir la sensación de calor.

-Evita dejarlo dentro del carro: Los videos en internet con perritos abandonados sufriendo dentro de los autos ya debieron enseñarnos a no hacerlo nunca. Especialmente los carros estacionados bajo el rayo del sol, guardan el calor en su interior lo que provoca golpes de calor en tu peludo amigo.

-Espacios grandes y ventilados: Tanto para paseos como para su estancia durante el día es importante que permanezca en lugares amplios y con ventilación suficiente para que tu can se refresque.

¿Qué hacer si pasa?

Si tu perro ya se enfrenta a un golpe de calor y necesitas atenuar sus síntomas de manera inmediata intenta:

-Mojarlo con agua: Recuerda que esa agua no debe estar ni fría ni caliente, pues los cambios drásticos empeorarían su situación.

-Darle agua: Intenta proporcionarle líquidos, estos también debe estar a temperatura ambiente.

-Y por supuesto, llevarlo al veterinario lo antes posible.

Hay varios elementos en el ambiente que ponen en riesgo la salud y bienestar de tu mascota. Es por esto que siempre es recomendable conocer y estar preparados para cada situación.

<<Podría interesarte leer: 4 tipos de alergia en perros que debes conocer >>

En Canuto te ayudamos a mantener feliz a tu can con nuestros productos para perros de venta en nuestra tienda en línea.

Deja un comentario

Nota: los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados