Cómo le enseño a mi perro a hacer sus necesidades afuera

Cómo le enseño a mi perro a hacer sus necesidades afuera

Es normal que cuando adoptamos un cachorro o a un perro adulto no sepa cuál es el lugar apropiado para hacer sus necesidades, eso debe ir aprendiéndolo con el tiempo, pero es responsabilidad del dueño orientarlo y poco a poco enseñarle que lo ideal es que suceda cuando salen a pasear.

Que las mascotas hagan sus necesidades fuera de la casa es lo ideal, pero para enseñarles esto, primero debes indicarles dónde está permitido hacerlo dentro de la casa, sobre todo si se trata de cachorros. Ten en mente que habrá situaciones donde no puedas sacar a tu perro a su hora de ir al baño, por ejemplo, si llueve o debes salir de casa, si el animal sólo hace afuera y no sale podría enfermar por aguantarse.

Cómo enseñarle a un cachorro a ir al baño

Se cree que cuando un perro es cachorro es más fácil enseñarle dónde debe hacer sus necesidades, pero esto no es verdad, porque el aprendizaje del animal depende de la atención que le preste su dueño, qué tan alerta está ante el comportamiento de su mascota y sobre todo de mucha paciencia.

Si estás a punto de empezar este proceso con tu perro, te compartimos algunas recomendaciones que te ayudarán a lograrlo:

Iniciar a temprana edad

La edad ideal para comenzar con el entrenamiento del perro es entre dos y tres meses de edad, en esta etapa podrás indicarle a tu mascota qué lugares de la casa están permitidos para que haga sus necesidades. Como todavía es muy pequeño, es normal que haya accidentes, por eso es recomendable que limites su acceso a lugares que no deseas que ensucie, como tu cama u otros sitios de la casa. Si tu cachorro es mayor no te preocupes, todavía puede aprender, aunque es posible que tarde un poco más.

Marca el lugar donde debe hacer

Si quieres que tu perro haga sus necesidades en un lugar específico de la casa, coloca periódico, pañales o un tapete de pasto sintético, los perros siempre prefieren orinar sobre superficies porosas, lo que hace que estos materiales sean una buena opción.

Identifica cuándo quiere ir al baño

Para evitar accidentes la atención de los dueños es sumamente importante, generalmente los cachorros suelen hacer del baño al despertar de una siesta, después de beber agua, o después de jugar, una vez que tu perro haya realizado estas acciones, llévalo al lugar designado y cuando haga sus necesidades dale un premio.

Esto no exenta que el cachorro tenga ganas de ir al baño fuera de estos horarios, por eso debes estar alerta si:

  • Camina muy rápido y nervioso.
  • Olfatea el suelo.
  • Camina haciendo círculos.
  • Llora mientras te mira.

Como dueño responsable, tendrás que intentar comprender su lenguaje y saber cuándo debes llevarlo al lugar indicado.

Utiliza una frase clave

Mientras el cachorro hace del baño, puedes repetir una frase, por ejemplo “pipí” “popó” “haz aquí”, así, cuando sea el momento de hacer sus necesidades en la calle sabrá que cuando dices esto significa que el lugar es el indicado.

Mueve el lugar señalado cerca de la puerta 

Una vez que ya haga sus necesidades en el periódico o tapete, muévelo cerca de la puerta de tu hogar para que la transición de adentro hacia afuera sea más sencilla. Otro truco es que, cuando salgan a la calle lleves uno contigo, colócalo cerca del pasto o área donde quieres que haga del baño y prémialo, así poco a poco el animal irá asociando su lugar habitual con el exterior.

Cómo educar a un perro adulto para ir al baño

Si adoptaste un perro adulto, cuando llegue a tu casa no sabrá dónde debe hacer sus necesidades adentro, pero probablemente ya sepa que cuando sale es el momento indicado para ir al baño; esto es común porque en los refugios los sacan a pasear, así que muchos animales ya cuentan con este conocimiento y tu convivencia con ellos será mucho más fácil.

Déjalo que marque su territorio

Con un perro adulto es más difícil que tú le indiques dónde debe hacer del baño en un principio como a los cachorros, desafortunadamente debes dejar que él elija un lugar para hacer sus necesidades, cuando lo identifiques, coloca ahí el periódico, pañales o tapete para que vaya aprendiendo que ahí es donde debe ir, con el tiempo podrás moverlo de lugar e irlo desplazando hacia el exterior.

Anticípate a un accidente

Así como sucede con los cachorros, los dueños de perros adultos deben estar atentos a su comportamiento para saber si quieren ir al baño, sácalo a la calle o llévalo al lugar designado. Otra recomendación es que le limites el acceso a los sitios de tu casa mientras está aprendiendo para que puedas vigilarlo y no ocurran accidentes.

Obtén ayuda profesional

Si después de 1 o 2 meses no ves un progreso, lo más recomendable es que acudas a un experto para que te apoye y guíe apropiadamente para que le eduques correctamente a tu mascota y evites errores que tal vez no sabías que estabas cometiendo. Puedes acudir a un educador canino, etólogo o adiestrador.

Así se trate de un cachorro o un perro adulto, recuerda que si sucede un accidente no es culpa del perro, es tu responsabilidad como dueño estar al pendiente de su comportamiento, así que no lo castigues o le grites, esto es lo peor que podrías hacer porque generas temor y desconfianza en el animal, lo mejor es que recurras al refuerzo positivo, si lo premias cuando hace las cosas bien, el perro aprenderá mucho más rápido que si lo regañas.

Pensando en que estos accidentes pueden ocurrir, en Canuto contamos con camas lavables para perros que fácilmente se limpian, incluso puedes meterlas a la lavadora; además, contamos con la opción de que sean impermeables.

¿Cómo le has enseñado a tu mascota dónde ir al baño? ¿Has usado uno de estos métodos? Coméntanos abajo y no dejes de visitar nuestra tienda en línea.

Deja un comentario

Nota: los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados