Cómo lavar una cama para perro

Cómo lavar una cama para perro

Tu perro pasa gran parte de su día acostado en su cama, por eso es tan importante mantenerla aseada; además de cuidar su pelaje y ayudar a que tu mascota se mantenga limpia, lavar su cama también contribuye a su bienestar y su salud. 

La cama es uno de los sitios favoritos de los perros, ahí llegan a descansar después de los paseos, en ella se acuestan para entretenerse con sus juguetes y algunas mascotas incluso esconden sus premios. Por eso, es normal que se ensucie con facilidad.

La limpieza regular de la cama hará que tu perro se mantenga limpio por más tiempo (recuerda que no puedes bañarlo tan seguido) y evitará que desarrolle enfermedades o infecciones en su piel. Además, mantenerla limpia ayudará a que se conserve en buenas condiciones por más tiempo.

Si no sabes cómo lavar la cama de tu perro para que quede perfectamente limpia, te compartimos algunos trucos y consejos que puedes realizar.

Aspira o sacude el pelo 

Una cama para perro luce sucia a simple vista porque el animal suelta pelo y se adhiere a la tela, también suele mancharse por la tierra que las mascotas tienen en las patas. Por eso, un tip antes de recurrir al agua y jabón es aspirarla o sacudirla.

Aspirarla te ayudará a retirar todo este exceso de pelo y tierra fácilmente, si no cuentas con una aspiradora puedes utilizar un rodillo para retirar pelusa de la ropa, pásalo sobre la cama para quitar el pelo y, una vez que hayas hecho esto, sacude las fundas de la cama al exterior de tu casa para remover la tierra.

Ataca las manchas localizadas

Si la cama de tu perro tiene una mancha difícil que crees que no se removerán sólo con el lavado, mezcla un poco de agua con jabón y tállala con un cepillo de cerdas suaves para que no dañe la tela de la funda, puedes utilizar un cepillo de dientes.

Utiliza un detergente adecuado 

En el mercado existen distintos tipos de detergentes, algunos que tienen aromatizantes o colorantes que podrían llegar a irritar la piel de los perros o causarles alergias, es importante que laves la cama de tu perro con un limpiador biodegradable o hipoalergénico, o, si tu veterinario lo recomienda, con un producto especial.

También te recomendamos que evites los productos que tengan amoniaco, ya que, además de que este químico puede dañar la tela de la cama y desgastarla, es posible que incite a tu perro a orinar su cama.

Verifica qué tipo de cama es

El cómo lavarla dependerá del tipo de cama para perro que tengas, ya que las más modernas pueden lavarse en la lavadora porque están hechas para que les retires el relleno y puedas meter las fundas a la máquina, pero hay otras que no tienen esta función. 

Si a la cama de tu perro no se le pueden retirar las fundas para lavarse, será mucho más difícil limpiarla, pero en este caso, lo que puedes hacer es sólo tallar la superficie con un cepillo y espuma de jabón para que el relleno se moje lo menos posible y dejarla secar al sol por largo tiempo.

En cambio, si tienes una cama lavable para perro, puedes quitarle las fundas y meterlas a la lavadora, después puedes extenderlas al sol, como sólo deben secarse las fundas y no el relleno, será mucho más rápido y tu perro tendrá lista su cama para poder disfrutarla.

En Canuto, todas nuestras camas para perro son lavables en lavadora, nuestros modelos tienen cierres y velcros para que puedas quitar las fundas fácilmente; además, el relleno también tiene sus propias fundas, de este modo puedes retirarlo sin hacer desastre y lavarlo.

 

¿Conoces otro tip para mantener limpia la cama de tu perro? Compártelo con nosotros y visita nuestra tienda en línea para conocer todos nuestros modelos de camas Canuto.

Deja un comentario

Nota: los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados