Los errores más comunes al educar un cachorro

Los errores más comunes al educar un cachorro

Adoptar a un perro es una de las mejores experiencias que puedes vivir, ya sea adulto o cachorro, estarás ganando la compañía de un gran amigo.

En los primeros 6 meses de vida de un perro podemos inculcarle los hábitos y modales que tendrá el resto de su vida, por lo que es necesario afrontar este reto con responsabilidad, entendiendo la naturaleza juguetona y curiosa de los cachorros.

Es importante seguir un método de educación, planeando cómo se llevará a cabo. Los perros son muy capaces de aprender cosas nuevas y de corregir conductas indeseadas, la clave para enseñarlas o modificarlas es tener paciencia. Cada perro es único y aprenderá a su ritmo.

Hay algunos errores que se cometen con frecuencia durante la educación del cachorro, los cuales pueden tener consecuencias negativas en su comportamiento futuro. Por esta razón te presentamos los errores más comunes que debes evitar al educar a tu cachorro.

1.    Consentirlo de más

Es complicado no ceder ante la ternura de un cachorro, por lo que solemos pasar por alto algunos pequeños hábitos inadecuados, que con el tiempo se pueden volver un verdadero problema. Es necesario darle a nuestro perro el mayor amor posible, pero sin dejar de lado los hábitos que le queremos inculcar, por lo que es importante considerar:

  • No compartir tus alimentos. Es necesario que él tenga su propio menú y horarios establecidos de comida.
  • Si no quieres que tu perro duerma en tu cama cuando sea adulto, no lo metas en tu cama siendo cachorro. Tener su propia cama para perros, les ayudará mucho a ambos en esta etapa de aprendizaje.
  • No permitir que juegue de manera brusca. Al principio, por su tamaño puede parecer tierno y divertido, pero jugar con mordidas o corriendo sin control puede traer problemas de conducta más adelante. Asigna espacios para correr y juguetes para morder.
  • No permitir que ladre en exceso a tus visitas o se suba sobre las personas.

2.    Castigarlo y regañarlo.

Es importante comprender que a un cachorro no se le regaña por sus errores, sino que se le premia por sus aciertos. Esta práctica se conoce como refuerzo positivo, de otra forma puede desarrollar miedos y un comportamiento distante e inseguro. Considera que tu mascota será muy curiosa en sus primeros meses y optará por jugar, comer y dormir.

3.    Sobreproteger y no socializar.

Es indispensable que el cachorro aprenda a convivir con otros animales y con otras personas fuera de su círculo familiar. Muéstrale la mayor cantidad de personas, lugares y perros, pero de forma progresiva. El parque es el lugar ideal para lograrlo. 

4.    No ser constante ni coherente con las instrucciones.

Para tener éxito en la educación de tu cachorro necesitas constancia y ser coherente con las instrucciones que le das, para evitar confundirlo. Lo que no permitas un día tampoco lo debes permitir al siguiente. Crear una rutina para salir a caminar todos los días con horarios definidos, ayudará a tu cachorro a controlar sus necesidades básicas.

5.    No iniciar el adiestramiento.

Entre los 4 y 6 meses de vida, es el tiempo ideal para que un perro lo inicie, ya que en esta etapa puede aprender más fácil. El adiestramiento básico consiste en enseñar a tu perro las órdenes más elementales como sentarse, acostarse o llamarlo.

Errores en su desarrollo y crecimiento.

Adicionalmente, es importante evitar algunas prácticas para evitar afectar su desarrollo y crecimiento, como:

Destetar al cachorro antes de tiempo.

Aproximadamente al mes y medio de vida el cachorro inicia el destete de forma natural y progresiva, hacerlo antes puede causar problemas en el sistema inmunológico de nuestra mascota.

No respetar su tiempo de sueño.

Por más que queramos pasar tiempo y jugar con el cachorro, es muy importante que él cumpla con sus horas de sueño. Hasta los 3 meses de edad un cachorro puede dormir alrededor de 18 horas diarias, despertarlo abruptamente puede provocarle estrés y alterar su crecimiento. 

Recuerda que cada perro es distinto, conócelo y adapta la educación a sus necesidades, así podrán iniciar de gran forma esta aventura juntos.

¿Has cometido alguno de estos errores? Al final se trata de establecer ciertos límites e inculcar hábitos, teniendo mucha paciencia y comprendiendo la naturaleza y comportamientos instintivos de los perros. Platícanos tu experiencia y visita nuestra tienda en línea.

 

Deja un comentario

Nota: los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados