5 consejos para evitar la obesidad en perros

5 consejos para evitar la obesidad en perros

¿Qué puedes hacer para evitar que tu perrito tenga obesidad? Antes que cualquier otra cosa debes saber que la obesidad es la acumulación excesiva de grasa que puede traer complicaciones a la salud de tu peludo. Contrario a otras enfermedades, ésta es prevenible con diferentes acciones.

El peso ideal varía dependiendo del tamaño del perro. A simple vista se puede detectar una posible obesidad por una nula cintura y acumulación excesiva de grasa en el abdomen. Y aunque no es una regla, también suelen notarse ligeramente las costillas de los canes cuando se encuentran con buen estado físico. A través de sus comportamientos también comunica que algo está pasando, por ejemplo, si comienza a ser sedentario.

Si sospechas que tu lomito tiene obesidad, acude al veterinario, quien lo pesará y medirá para determinar en que estado de salud se encuentra. Con ayuda de él determinarán las acciones correctas encaminadas a disminuir la grasa corporal de tu peludo.

Para evitar llegar a esta situación, te damos algunos consejos que puedes implementar de inmediato, estos te ayudarán a prevenir la obesidad de tu perro. 

Raciones adecuadas

Debes tener en cuenta que las porciones de comida varían dependiendo de la edad del perro, su peso y la marca del alimento. Intenta respetar las instrucciones de cada fabricante en cuanto a cantidad de croquetas a servir en los platos para perro, así como las veces del día recomendadas para su edad.

Alimento balanceado

Al seleccionar el alimento para tu can, asegúrate de adquirir uno que le brinde los nutrientes que necesita. Toma tu tiempo para leer los ingredientes de la etiqueta, descarta los que resaltan por su composición de harinas y busca los que contienen carne de pollo o res (inclusive si son croquetas). Recuerda que uno de los elementos más importantes es la proteína.

Actividad física

Ya que la obesidad se presenta cuando se ingieren más calorías de las que el cuerpo quema, el ejercicio regular ayuda a controlar la energía obtenida de los alimentos. No olvides que debe ser un ejercicio que tu lomito aguante y en el que se divierta, las caminatas constantes podrían ser una opción.

Evita comida casera

No es que la comida casera sea mala en sí, pero se debe saber administrar correctamente para que tus perros obtengan comidas balanceadas. Las croquetas facilitan esta tarea.

En caso de que quieras alimentar a tu perro con comida no procesada, acércate al veterinario (de preferencia al nutriólogo) para que te ayuden a planear comidas adecuadas.

<< Podría interesarte leer: Todo lo que debes saber sobre la dieta BARF para perros >>

No abuses de los premios

Inclusive si son premios fabricados para perros, los premios deben darse de manera racionada y en porciones moderadas. Por más difícil que sea, no cedas ante su carita que pide más premios.

Ahora ya conoces algunas de las acciones a realizar para evitar que tu amigo de cuatro patas desarrolle obesidad canina. De igual manera, si además te enfrentas a alimentar a un perro recién adoptado, te dejamos otras recomendaciones para  implementar en su rutina.

<< Podría interesarte leer: Consejos de alimentación para un perro recién adoptado >>

Busca y encuentra artículos para consentir a tu mejor amigo mientras se alimenta o hace ejercicio en la tienda de Canuto.

Deja un comentario

Nota: los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados