Evita que tu perro ladre en exceso con estos consejos

Evita que tu perro ladre en exceso con estos consejos

Los ladridos son una forma natural de comunicación en los perros, y pueden ser de gran ayuda para que puedas comprender lo que tu mascota necesita; sin embargo, cuando ladran más de lo normal y no logran calmarse, es una alerta de que algo no está bien con su educación o su estado emocional.

Razones por las que un perro puede ladrar en exceso 

Ansiedad por separación 

En entradas anteriores del blog hemos hablado sobre la ansiedad por separación en los perros, esto se presenta cuando el animal sufre de estrés extremo cuando su dueño no está en casa. Si los humanos se van por muchas horas y los perros se sienten angustiados pueden ladrar por largo tiempo o incluso tener comportamientos destructivos

Territorialidad

Cuando alguien toca a la puerta la mayoría de los perros ladra, esto es común ya que avisan que hay un extraño y generalmente guardan silencio al poco tiempo, pero si los ladridos son sumamente ruidosos y no cesan, es una señal de que tu mascota es muy territorial y dominante. Este caso requiere especial atención ya que si no se atiende podría provocar que el perro se vuelva agresivo.

Mala socialización

Para que un perro pueda relacionarse con su entorno de forma saludable y normal, es fundamental que sepa cómo socializar; si tu mascota no entra en contacto con otras personas además de las que habitan la casa o no convive con más animales en el parque o la calle, esto hará que se vuelva inseguro y temeroso hacia lo desconocido, lo cual puede provocar que ladre en exceso ante aquello que le resulta poco familiar.

Raza ruidosa 

Hay ciertas razas que son proclives a ladrar más que otras, por ejemplo, los Chihuahuas, Pequineses, Schnauzer y otros tipos de perros pequeños, también las razas que por lo general son cazadoras como los Fox Terrier o los Beagle tienden a ser ruidosas.

Tips para que un perro no ladre en exceso

Hay algunas acciones que ayudan a que los dueños reduzcan los ladridos excesivos de sus mascotas: 

  • Prevención. Se refiere a no darle al perro la oportunidad de estar en una situación que detone los ladridos.
  • Direccionar la atención. Enséñale a tu mascota a concentrarse en otra cosa en lugar de enfocarse en lo que lo hace ladrar, por ejemplo, en juguetes para perros.
  • Cambiar su entorno. Estar en un ambiente tranquilo y relajado ayudará a que tu perro calme sus ladridos.
  • Juego y ejercicio. La actividad física reducirá su ansiedad y lo volverán mucho más sociable.
  • Premiar su buen comportamiento. El refuerzo positivo es excelente para adiestrar aun perro, ofrécele premios siempre y cuando se mantenga calmado y sin ladrar.
  • Elegir los destinos de paseo. Para que tu mascota se sienta segura al salir y no ladre a los desconocidos, pasea por lugares poco concurridos, poco a poco cuando vaya ganando confianza podrás hacer que socialice más.
  • Corrección. No se trata de castigar o lastimar al perro, se refiere a interrumpir el mal comportamiento, por ejemplo, si tu perro comienza a ladrar súbitamente puedes jalarlo ligeramente de la correa, aplaudir o decirle con fuerza que no lo haga.

Estos métodos pueden ayudarte a minimizar los ladridos excesivos en los perros, pero debes prestar especial atención en su comportamiento en caso de que el animal esté experimentando problemas de comportamiento o incluso de salud.

¿Qué haces para que tu perro se mantenga calmado y no ladre en exceso? Coméntalo abajo y no dejes de visitar nuestra tienda en línea.

Deja un comentario

Nota: los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados