Pros y contras del collar antipulgas para perros

Pros y contras del collar antipulgas para perros

Las pulgas, garrapatas y, a veces, mosquitos llegan a ser una molestia para nuestros amigos peludos, especialmente en épocas de calor. Como prevención y tratamiento leve a estas plagas existe el collar antipulgas, una selección popular entre los dueños de perritos. A pesar de sus beneficios ante los insectos, este artículo también tienen algunos aspectos negativos.

Antes que nada, debes saber que los collares antipulgas son aparatos colocados alrededor del cuello que liberan continuamente insecticida. Se consideran más como un método preventivo que como una solución definitiva, a pesar de ello elimina pulgas adultas y larvas, aunque no tiene el mismo efecto sobre los huevos. 

Además de los collares existen aerosoles, polvos para baños, pipetas y pastillas. Cada método tiene una función diferente, así que infórmate, pregunta y decide bien antes de seleccionar cualquiera de estos. Aquí te decimos lo positivo y negativo del collar:

Pros

          Su duración es de 6 a 8 meses.

          Los pesticidas suelen tener olores fuertes y característicos, ahora ya hay marcas que cuidan este aspecto por lo que no tienen olor.

          Al ser un accesorio pequeño y que solo abarca una área de su cuerpo, le da gran libertad a tu perro de realizar sus actividades normales; incluso son resistentes al agua.

          Se coloca fácilmente, como cualquier otro collar para perro.

Contras

          Son menos efectivos que otros métodos por lo que no son buena opción si ya tiene una cantidad elevada de parásitos.

          Es una descarga constante de pesticida pues es un proceso algo lento, debes considerar si quieres exponer a tu perro a estos químicos constantemente. Un daño mayor ocurriría si lo usa por más tiempo del recomendado; ante esto también puedes optar por collares naturales hechos caseramente.

          Si el collar le incomoda o no está acostumbrado, puede morderlo y ser muy perjudicial para su salud por lo que se debe usar correctamente.

          No se debe ajustar demasiado porque podría provocar irritación, decoloración del pelo y quemaduras químicas. Al igual que como harías con un collar para perro común, debes verificar que sobren dos de tus dedos entre su cuello y el accesorio antipulgas

          Puede que tu perro resulte ser alérgico, pon especial atención las primeras horas para descartar esta posibilidad. A veces tardan en presentarse  las reacciones, pero en otras ocasiones son inmediatas.

Como puedes ver, no todo es malo o todo es bueno, lo importante es considerar cada característica y ver lo que más se adapte a tu can. En caso de que sigas considerando que es la opción más adecuada, acude con el veterinario para saber si tu perro tiene la edad de usarlo, pues a veces no se recomienda a edades tempranas o razas pequeñas. Además te podría guiar sobre si el collar es el único método,o debido a la gravedad de la infestación necesitaría complementarse con alguno otro.

<< Podría interesarte leer: Tipos de correas para perros >>

 

Deja un comentario

Nota: los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados